djellaba

djellaba femme

djellaba pas chere

djellaba enfant

djellaba marocaine

djellaba maroc

djellaba petit prix

djellaba homme

djellaba promotion

djellaba moderne

Chilaba marroquí hombre

jennifer lakokine 14 févr., 2023 Artesanía de Marruecos 0 Golpear: 1917

El origen de la palabra djellaba y los primeros marroquíes en lucirla
El término djellaba no era común excepto en Marruecos y Andalucía. Se cree que su origen proviene de la palabra árabe "jilbab" como lo menciona Ibn Manzur en Lisan al-Arab. Y la palabra galabiya en Marruecos no significaba más que una prenda especial para hombres, que es la especialidad de los grupos generales y pobres, y atrae a personas y profesionales para vigilantes nocturnos y hombres.

El primer indicio de que el jilbab era una prenda especial para los justos es lo mencionado por el autor del libro “Doha Al-Nasher” en su traducción de uno de los justos de la ciudad de Tetuán a principios del siglo d.C., y era el tiempo de la dama libre; "Abu Abdullah Muhammad Al-Bahja Al-Andalusi, uno de los compañeros del jeque Abi Al-Hassan, solía comprar para él, es decir, para el hombre justo, una boina, una galabiya y un chal". La referencia a la djellaba también fue mencionada por el autor del libro "Al-Rawd Al-Atr Al-Nafas" en su traducción de uno de los hombres justos de Fez. Este es Sidi Azzouz.

El uso de una djellaba masculina no se limitaba solo a los marroquíes virtuosos; Por el contrario, también era la ropa de los pobres. Considerando que el francés Moyet, que pasó once años en cautiverio durante la época del sultán Mawla Ismail Al-Alawi; Llamó a esta djellaba la djellaba de los pobres; Donde dice en sus memorias, que escribió después de su regreso a Francia: “Nuestro traje consistía en una chilaba de lana con un tocado y una emboscada, como el hábito de un monje; Y era adecuado como sombrero. ". En cuanto a la vestimenta de los ricos, eruditos y notables, era diferente.

Como lo describe León el Africano (Hassan al-Wazzan), que visitó la ciudad de Fez a mediados del siglo XVI, diciendo: “Y la gente de Fez, me refiero a los notables entre ellos, son personas realmente respetables; En invierno visten paños de lana importados del exterior. Consiste en una túnica muy estrecha con medias mangas (que indica en nuestra percepción de herejía); Se ponen una camisa y sobre ella un gran manto cosido por delante, y cubren todo esto con un velo (silham).

Chilaba marroquí
Es costumbre que los eruditos y los notables de edad avanzada usen túnicas con mangas anchas, como las que usan los nobles de Venecia. Al-Hassan bin Muhammad Al-Wazzan no se olvidó de referirse a la vestimenta de los pobres y de la población en general de Marruecos en el siglo XVI d.C. cuando dijo: Llevaban una prenda de lana basta del país y su djellaba (Al-Silham ) estaban hechos de la misma tela.

Y si queremos ver más de cerca cómo se visten las personas especiales; pues eso exige volver a la vestimenta de los sultanes; Especialmente los sultanes de los estados meriníes y saadíes; Las referencias a cómo se visten se han mencionado en referencias históricas. Si los sultanes de Bani Marin y los Wattasids habían conservado algunos de los trajes formales que imperaban en la época almohade; como un turbante y un príncipe; Se le añadieron Ihram y Jubbah. pero en blanco; emblema estatal.

Los saadíes, que reinaron en Marruecos desde mediados del siglo XVI, no pasaron de su atuendo al principio de su entrada en el hacha de armaduras y vestimentas. Pero luego se beneficiarán de las tradiciones de vestimenta de Maribin; Por el contrario, la chilaba turca se convertirá en la chilaba oficial de sus reyes, especialmente durante la época de Abd al-Malik y Ahmed al-Mansur al-Dhahabi. Fue la chilaba la que continuó como parte de las tradiciones de los sultanes alauitas durante la época de Mawla al-Rashid y Mawla Ismail.

¿Cuándo se convirtió la chilaba marroquí en prenda de reyes y sultanes?
Nadie puede dar una respuesta satisfactoria en ausencia de referencias históricas que puedan dar una fecha precisa; La única excepción que podríamos apoyar; Este es el libro "Orgullo y prejuicio", que narra el período del reinado del sultán Abd al-Rahman bin Hisham al-Alawi. Estos son los inicios que coincidieron con la segunda década del siglo XIX; Donde este sultán sucederá al rey tras la muerte de su tío, el sultán Mawla Suleiman en 1822 d.C.

El historiador del estado alauita, Abd al-Rahman bin Zaidan, describe en su libro "La gloria y el poder" la djellaba del sultán, diciendo: "Y si entraba en palacio, vestía lo que le presentamos, una capucha sin turbante, y su ropa habitual es un pantalón y una camisa caftán del espaldar, o lo que parece según la época de la época, un casto y una chilaba del tejido nacional; en cuanto a los dos sultanes, Mawla al-Rasheed y el estado de Ismail , imitaron a los reyes del estado saadí”.

En cuanto a por qué el jilbab se convirtió en parte del atuendo del sultán, nadie puede dar una respuesta satisfactoria. Aparte de ciertas hipótesis que aceptan confirmación o negación; Y entre ellas, a nuestro juicio: está la distinción entre el sultán y los que están a su servicio, y lo que se entiende por esto es la consulta de palacio. Sobre todo porque la vestimenta de estas personas hasta el día de hoy consiste en el caftán y encima está la vagina o al-Mansuriya (en relación con al-Mansur al-Dhahabi), luego el salham o príncipe sin chilabas, que es la chilaba real que se usado por el sultán Ahmed al-Mansur al-Dhahabi.

Se convirtió en parte de la vestimenta de la corte real. Además, la asociación de las Djellabas con los justos y el público en general; Hará que el sultán no dude en lucirlo, sobre todo si tenemos en cuenta la biografía de sultanes que se distinguieron por el ascetismo y la cercanía al pueblo, como los dos sultanes, Mawla Suleiman y su sobrino, el sultán Abd al-Rahman bin Hisham , este último que no dudó en llevar ropa de retazos, como hemos visto, según relata el historiador Abd Rahman Y vestía pantalones de retazos en una de sus piernas cuando se disponía a entrar en la capital Ismailia (la ciudad de Meknes )

chilaba hombre

La difusión de la chilaba entre las élites marroquíes y los marroquíes en general
Las élites de la sociedad marroquí de finales del siglo XIX, como evocaba Wester Mark en su libro “Las ceremonias del matrimonio en Marruecos” (publicado a principios del siglo XX), tomaron el jilbab como prenda, abandonando la circunferencia ( una chilaba que envuelve a la chilaba) por circunferencia, ya que la gente sigue la religión de sus reyes. la población.

En cuanto a las pistas de que el jilbab se ha convertido en prenda de almacén; El embajador de Mawla Abd al-Rahman bin Hisham Abd al-Qadir Ashshaa vestía lo que los franceses consideraban el traje nacional, ya que daban una descripción precisa de este embajador que estuvo destinado en una importante embajada en París entre los años 1845 y 1846.

Y lo que se desprendía de esta descripción francesa de este embajador marroquí: que este último “lleva un fez puntiagudo al final. Está rodeado por un turbante en fina chilaba de Mosulia, y su cabeza está rodeada por una chilaba de cachemira roja. En varias camisetas cortas , viste una djellaba suelta llamada djellaba, que es el vestido nacional de Marruecos".

El surgimiento de la chilaba femenina.
En cuanto a las mujeres que visten chilaba, las mujeres de Fez, a principios del siglo XX, intentaron anticiparse a la rueda del tiempo, adoptando chilabas como vestimenta, lo que incitará a las élites de la ciudad de Fez a afrontar la cuestión con toda severidad. y severidad. Para probar este incidente fue necesario referirse a las transferencias como fuente histórica importante, sobre todo porque en esto no nos ayudan los libros de historia, que son transferencias que debían documentar las dotaciones de las ciudades y lo que se retiene en ellas. las mezquitas, Una documentación que data de 10 Safar 1323 se menciona en la transferencia de los aldeanos.

Y este testimonio documentado, que está sujeto a todas las condiciones de la documentación, era prueba de la gran y feroz resistencia con la que la comunidad patriarcal Fassi enfrentó a sus mujeres que intentaban vestirse con una chilaba que hasta hace poco era pura chilaba real. Y si lo conseguían, como lo describiría una de las mujeres francesas, las mujeres de Fez al llevar djellaba femme en una de las bodas de la ciudad, después de estas mujeres de la

principios del siglo XX, especialmente los nobles, se envolvían en una larga pieza de tela blanca (Hayek) que ocultaba completamente sus formas, y debían usar un espeso velo blanco que dejaba sus ojos al descubierto, como se menciona en el libro “ Fez antes de la protección” de Roggi Loturno.

Por lo tanto, las chilabas marroquíes han evolucionado a lo largo de los años desde la vestimenta masculina hasta convertirse en algo común tanto para hombres como para mujeres, después de que las mujeres abandonaran el uso del pañuelo. También evolucionó en su forma, ya que inicialmente era ancha y holgada para los hombres, luego se fue acercando al cuerpo sin tocarlo ni definir sus rasgos. Con el paso de los años fue evolucionando en sus detalles y sastrería hasta estandarizarse en su imagen conocida actualmente, y se convirtió, junto con el príncipe y el balghah, en la vestimenta nacional de los marroquíes. tradiciones vigentes en ocasiones oficiales; Especialmente durante la apertura del Parlamento.

Warum der Jilbab Teil der Kleidung des Sultans wurde, kann niemand zufriedenstellend beantworten. Abgesehen von bestimmten Hypothesen, die Bestätigung oder Verneinung akzeptieren; Und dazu gehört unseres Erachtens: die Unterscheidung zwischen dem Sultan und denen in seinen Diensten, und damit ist die Konsultation des Palastes gemeint. Zumal die Kleidung dieser Menschen bis heute aus dem Kaftan besteht und darüber die Vagina oder al-Mansuriya (in Bezug auf al-Mansur al-Dhahabi), dann der Salham oder Prinz ohne Djellabas, was die königliche Djellaba war getragen von Sultan Ahmed al-Mansur al-Dhahabi.

Es wurde Teil der Kleidung des königlichen Hofes. Darüber hinaus die Verbindung der Djellabas mit den Gerechten und der allgemeinen Öffentlichkeit; Es wird den Sultan nicht zögern lassen, es zu tragen, besonders wenn wir die Biographie von Sultanen betrachten, die sich durch Askese und Volksnähe auszeichneten, wie die beiden Sultane Mawla Suleiman und sein Neffe, der Sultan Abd al-Rahman bin Hisham , letzterer zögerte nicht, Patchwork-Kleidung zu tragen, wie wir gesehen haben, nach dem, was der Historiker Abd Rahman berichtete, und er trug eine geflickte Hose an einem seiner Beine, als er dabei war, die Hauptstadt Ismaïlia (die Stadt Meknès) zu betreten )

Djellaba-Mann

Die Verbreitung der Djellaba unter marokkanischen Eliten und Marokkanern im Allgemeinen
Die Eliten der marokkanischen Gesellschaft am Ende des 19. Jahrhunderts, wie Wester Mark in seinem Buch "The Ceremonies of Marriage in Morocco" (veröffentlicht zu Beginn des 20. Jahrhunderts) beschwor, nahmen den Jilbab als Kleidungsstück und gaben den Umfang auf ( eine Djellaba, die die Djellaba umhüllt), da die Menschen der Religion ihrer Könige folgen. Und der Autor desselben Buches bestätigt, dass die Djellaba zu dieser Zeit als besonderes Kleidungsstück in den Palästen der Makhzen auftauchte, aber allmählich ihre Mauern verließ und sich unter der Mittelschicht und der großen Mehrheit der Bevölkerung ausbreitete.

Was die Hinweise betrifft, dass der Jilbab zu einem Lagerkleidungsstück geworden ist; Der Botschafter von Mawla Abd al-Rahman bin Hisham Abd al-Qadir Ashshaa trug das, was die Franzosen als Nationaltracht betrachteten, da sie eine genaue Beschreibung dieses Botschafters gaben, der zwischen den Jahren 1845 und 1846 einer wichtigen Botschaft in Paris zugeteilt war.

Und was aus dieser französischen Beschreibung dieses marokkanischen Botschafters hervorging: dass dieser „am Ende einen spitzen Fez trägt. Er ist von einem Turban in feiner mosulischer Djellaba umgeben, und sein Kopf ist von einer roten Kaschmir-Djellaba umgeben. Auf mehreren kurzen Hemden , er trägt eine lockere Djellaba namens Djellaba, die die Nationaltracht in Marokko ist“.

Die Entstehung der Djellaba der Frauen
Was die Frauen angeht, die Djellaba tragen, versuchten die Frauen von Fes zu Beginn des 20. Jahrhunderts, das Rad der Zeit vorwegzunehmen, indem sie Djellabas als Kleidung annahmen, was die Eliten der Stadt Fes dazu anregen wird, sich der Frage mit aller Härte zu stellen und Schwere. Um diesen Vorfall zu belegen, war es notwendig, auf Überweisungen als wichtige historische Quelle hinzuweisen, zumal uns dabei die Geschichtsbücher nicht weiterhelfen, die Überweisungen sind, die die Stiftungen der Städte und das Überlieferte dokumentieren sollten die Moscheen, Eine Dokumentation aus dem 10. Safar 1323 wird in der Übertragung der Dorfbewohner erwähnt.

Und dieses dokumentierte Zeugnis, das allen Bedingungen der Dokumentation unterliegt, war ein Beweis für den großen und erbitterten Widerstand, mit dem die patriarchalische Gemeinschaft von Fassi ihren Frauen gegenüberstand, die versuchten, eine Djellaba anzuziehen, die bis vor kurzem eine reine königliche Djellaba war. Und wenn es ihnen gelang, wie eine der Französinnen es beschreiben würde, die Frauen von Fès, wie sie auf einer der Hochzeiten der Stadt Djellaba Femme tragen, nach diesen Frauen der

Anfang des 20. Jahrhunderts hüllten sich vor allem die Adligen in ein langes weißes Tuch (Hayek), das ihre Formen vollständig verbarg, und sie mussten einen dicken weißen Schleier tragen, der ihre Augen unbedeckt ließ, wie im Buch „ Fez vor dem Schutz“ von Roggi Loturno.

So haben sich marokkanische Djellabas im Laufe der Jahre von männlicher Kleidung zu Männern und Frauen entwickelt, nachdem Frauen das Tragen des Schals aufgegeben hatten. Es entwickelte sich auch in seiner Form, da es für Männer zunächst breit und sackartig war, sich dann allmählich näher an den Körper rückte, ohne ihn zu berühren oder seine Gesichtszüge zu definieren. Im Laufe der Jahre hat es sich in seinen Details und Schnitten weiterentwickelt, bis es in seinem derzeit bekannten Bild standardisiert wurde und zusammen mit dem Prinzen und der Balghah zur Nationaltracht der Marokkaner wurde. bei offiziellen Anlässen geltende Traditionen; Vor allem während der Parlamentseröffnung.

El origen de la palabra djellaba y los primeros marroquíes en lucirla El término djellaba no era común salvo en Marruecos y Andalucía. Se cree que su origen proviene de la palabra árabe "jilbab" como lo menciona Ibn Manzur en Lisan al-Arab.

Comentarios

Deje su comentario